Cómo explorar tu lado queer cuando tienes una pareja heterosexual


Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

La mayoría de las personas anticipan que el estar en una relación romántica de largo plazo genera ciertos cambios con el paso del tiempo: es más fuerte el deseo de pasar más noches viendo Netflix que salir a emborracharse a los clubes nocturnos. El cambio inevitable de la apariencia física; la profesión; los estudios. Sin embargo, muchas personas asumen que la orientación sexual es bastante estable: si naces homosexual o heterosexual, así serás para siempre.

Ese definitivamente no siempre es el caso. A pesar de que asumirse como homosexual o bisexual estando involucrado en una relación heterosexual no es algo nuevo, que ocurra un cambio en la identidad sexual no es algo que muchas personas anticipen al encontrarse en una relación de pareja a largo plazo, y tampoco es algo que se discuta ampliamente. A pesar de los avances sociales que ha habido en la última década con relación al entendimiento de los problemas de la comunidad LGBTQ, los terapeutas Jared Anderson y Tamala Poljak le dijeron a VICE que muchos de sus pacientes temen que revelar sus preferencias bisexuales o queer cuando tienen una pareja heterosexual podría arruinar su relación. También existe la idea generalizada de que una persona en una relación heterosexual no puede ser parte de la comunidad LGBTQ porque ha elegido comprometerse y probablemente se siente atraída por un miembro del sexo opuesto. Pero la bisexualidad es una orientación válida, y aunque puede parecer intimidante aceptar este descubrimiento y mantener una relación heterosexual, de ninguna manera es imposible.

"Creo que tanto el género como la sexualidad son fluidos, lo que significa que cambian a lo largo de la vida", dijo Poljak, y agregó que los recientes cambios culturales probablemente han llevado a que algunas personas acepten o simplemente reconozcan los sentimientos queer que experimentan.

La consejera sexual Isabella Frappier, cuyo trabajo incluye ayudar a los clientes a aceptar y definir su expresión sexual, dijo que una persona no necesita haberse involucrado de ninguna manera con personas de su mismo sexo para poder definirse como queer o bisexual, y que la bisexualidad puede ser explorada sin dejar de honrar una relación existente, especialmente porque todos tenemos definiciones diferentes de lo que significa explorar.

La bisexualidad por lo regular es descalificada llamándola "una fase", y persiste la idea de que las personas bisexuales "simplemente están confundidas". Esto es especialmente cierto en el caso de los hombres; mientras que en el caso de las mujeres es un poco más aceptable socialmente (aunque es porque la han fetichizado y es vista como un "experimento"). Los hombres a menudo tienen que lidiar con la creencia de que la bisexualidad, como dijo una vez Carrie en Sex and the City, es "una parada técnica en el camino al mundo gay".

Estos mitos son resultado del enfoque históricamente rígido de nuestra sociedad hacia la expresión sexual. Los expertos insisten en que la bisexualidad de una persona no invalida el amor que siente por su pareja del sexo opuesto. Según Poljak, terapeuta de matrimonios y familia, la idea de que una persona debe "elegir un lado" se encuentra arraigada en las expectativas heteronormativas.

La pregunta, "¿Soy suficientemente queer o bisexual?”, también puede pesar mucho en las personas que piensan que podrían no ser completamente heterosexuales, como si hubiera un determinado número de "pruebas" que pudieran confirmar su sexualidad. Por mucho que a esas personas les guste pensar que hay una prueba de fuego que les dirá si son realmente bisexuales o no, ese simplemente no es el caso.

"Para la gente queer, las cosas no son tan fáciles", dijo Poljak. “La esperanza de 'tener una certeza' y / o encontrar 'una respuesta' es una idea bastante rígida basada en las expectativas heteronormativas. También ejerce mucha presión sobre una persona para que declare una preferencia y se apegue a ella. Si sabes que te atraen uno o más géneros, realmente eso es todo lo que necesitas saber”.

La exploración de tu preferencia queer no tiene porqué involucrar el sexo fuera de tu relación, o incluso el sexo en general. El alcance de tu exploración podría solo llegar al punto de que notes que te atraen otros géneros. Tan solo el acto de decirte a ti mismo: “Soy bisexual. Todavía no sé qué va a pasar con esto, pero está bien”, tiene el potencial de ser extremadamente reafirmativo para ti.

Puedes encontrar consuelo al conectarte con otras personas queer, especialmente porque identificarte como queer podría hacerte sentir vulnerable o aislado. Algunas personas se sienten validadas al revelar sus preferencias a amigos y familiares o al involucrarse con la comunidad queer. Frappier alienta a las personas a explorar su identidad bisexual/queer acudiendo a eventos LGBTQ, leyendo libros sobre sexualidad o escritos por autores queer, apoyando a artistas y músicos bisexuales, o uniéndose a grupos afines. En línea, el subreddit r / bisexual es un espacio divertido e informativo para que las personas bisexuales puedan hacer preguntas o simplemente discutan sus experiencias, mientras que la página de recursos Fluid Arizona, los eventos y reuniones de Autostraddle pueden ayudar a las personas queer a construir una comunidad en la vida real.

Si decides que quieres conectarte más físicamente con tus deseos sexuales queer, pero no estás seguro de por dónde empezar, comienza con algo pequeño. "Primero animaría a una persona en esta situación a considerar las múltiples formas en que puede explorar su preferencia queer por cuenta propia", dijo Frappier. "Eso puede ser a través de ver pornografía ética entre personas del mismo sexo o de escribir tu propia erótica".

Los expertos aconsejan enfáticamente discutir tu preferencia queer con tu pareja en algún momento, ya que guardar el secreto podría causar tensión en la relación. (También podría fomentar la idea dañina de que ser queer es de alguna manera algo escandaloso, o de lo cual avergonzarse). Si te preocupa que tu pareja reaccione mal o si no estás listo para compartir tus sentimientos con ella todavía, considera hablar con un profesional, un amigo de confianza, un ser querido, o un amigo queer que pueda identificarse un poco con lo que está pasando. Poljak, quien está capacitada como terapeuta afirmativa LGBTQ, dijo que es crucial que las personas con dudas respecto a su sexualidad tengan un sólido sistema de apoyo. Los estudios muestran que las personas bisexuales tienen mayor riesgo de sufrir depresión, ansiedad y violencia que sus contrapartes homosexuales, lesbianas y heterosexuales. Si bien guardar el secreto de tus preferencias sexuales puede ser una opción necesaria por una gran cantidad de razones, las investigaciones muestran que el estrés que esto causa contribuye a que surjan problemas en la relación de pareja, sentimientos de vergüenza y culpa, y síntomas de ansiedad y depresión.

Si sientes que ya es momento de hablar con tu pareja, evita comenzar esa conversación cuando alguno de ustedes esté cansado, distraído, o en medio de una pelea o en cualquier situación donde haya mucha tensión. En lugar de eso, elige un momento en que ambos se sientan relajados y no tengan prisa, como mientras toman el café un sábado por la mañana.

No es necesario tener todo perfectamente claro y resuelto antes de hablar con tu pareja. Frappier dijo que es absolutamente correcto decirle que estás en una fase exploratoria donde te estás cuestionando muchas cosas, y luego comunicarle cómo te gustaría que tomara todo eso. No hay necesidad de elegir alguna etiqueta, a menos que así lo desees.

"Explícale a [tu pareja] cómo te has estado sintiendo, qué deseas explorar y cómo imaginas que eso podría adaptarse a su relación", dijo Frappier. También dijo que es importante hacerle saber a tu pareja que tu expresión sexual no es un reflejo de la relación entre ustedes, sino más bien una exploración de una nueva parte de ti mismo.

"Una vez que hayas terminado de hablar, es importante que le des oportunidad a tu pareja de compartir cómo se siente y que la escuches con atención", dijo Frappier. "Puede ser que lo tome con calma o que necesite un poco de tiempo para procesarlo".

No te preocupes si la primera conversación no sale tan bien como esperabas; esta será probablemente la primera de muchas discusiones. Anderson, quien se especializa en trauma y relaciones, dijo que si alguna de estas conversaciones se vuelve agitada o demasiado emocional, es una buena idea hacer una pausa y volver al tema una vez que ambas partes hayan tenido la oportunidad de tranquilizarse.

La terapia de pareja también puede ser extremadamente benéfica. "Idealmente, tanto la persona que esta cuestionándose su sexualidad como su pareja estarían en terapia individual con un terapeuta capacitado en terapia afirmativa LGBTQ", dijo Poljak. “Lo mismo debería ocurrir en el caso de quienes quieren abrir su matrimonio, explorar el poliamor o la monogamia emocional y/o redefinir su contrato matrimonial. El terapeuta debe tener más que un conocimiento general de los estilos de vida alternativos y queer, y comprender los múltiples sistemas en juego".

Después de tener sus primeras conversaciones y una vez que hayan buscado cualquier ayuda adicional que les pudiera ser útil, tú y tu pareja pueden formular un plan de acción. Si deseas incluir a tu pareja en tu exploración sexual (y esa persona se siente cómoda con eso), el plan podría incluir asistir a eventos queer, ver porno queer junto a esa persona, jugar roles, participar en tríos y/o actividades swinger. Si prefieres explorar tu sexualidad sin tu pareja, pero con otras personas, es posible que deban hablar acerca de cómo abrir su relación.

"Algunas personas piensan que esto es emocionante o incluso sexy, y tal vez hasta lleguen al punto de discutir la idea de abrir su matrimonio o explorar el poliamor o participar en nuevos tipos de juego y fantasía con sus parejas", dijo Poljak. “Tal vez incluso sirva de inspiración para que la pareja comparta a su vez y con honestidad alguna preferencia queer que esté surgiendo en su interior. Idealmente, en una relación de pareja hay oportunidad de expresar las diferencias y la alteridad de las personas involucradas sin tener que terminar la relación, abandonarse o sacrificarse".

Este tipo de exploración no es igual para todos. Independientemente de la ruta que tomes, Frappier enfatiza la importancia de discutir en todo momento los límites y las medidas de prevención de riesgos. Si les es difícil encontrar algún tipo de consenso cuando se trata de límites, eso no significa que la discusión con respecto a la exploración haya terminado de manera definitiva. Es muy común que las parejas tengan múltiples conversaciones sobre este tema, especialmente si una de las partes pide renegociar el contrato matrimonial en ciertos aspectos.

Del mismo modo en que es razonable que una persona quiera explorar su floreciente sexualidad fuera de su relación de pareja, también es razonable que la parte involucrada diga: "No estoy de acuerdo con eso". En algunos casos, lo mejor para ambos individuos es ir por caminos separados… y eso también está bien.

“El matrimonio es una asociación que dura mientras funciona”, dijo la escritora Nadia Rawls después de revelarle sus preferencias sexuales a quien fuera su esposo, y, más tarde, ponerle fin a su relación. Rawls dijo que intentó hacer que funcionara con su esposo durante seis meses, pero que finalmente se dio cuenta de que la mejor opción era separarse. "Es necesario ser una pareja extraordinaria para ayudar a tu cónyuge a convertirse en la persona que realmente es", escribió Rawls. "Incluso si eso significa perderlos".

La historia de Rawls es solo una de muchas; Frappier y Poljak dijeron que hay muchas parejas que sí logran hacer que las cosas funcionen. Es difícil predecir cómo reaccionará tu pareja, o cómo te sentirás o qué querrás, una vez que comiences a explorar tu preferencia queer o bisexual. Esa incertidumbre es parte de lo que hace tan intimidante al proceso de revelar tus preferencias sexuales cuando estás en una relación heterosexual. Pero la recompensa de ser honesto, tanto contigo mismo como con tu pareja, es el regalo de tener una vida más auténtica. Independientemente del resultado, vale la pena buscar esa autenticidad.

Sigue a Amanda Kohr en Twitter.

https://ift.tt/2QFOhZi

Y tu que opinas???

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s